martes, 5 de marzo de 2019

Dietas Para Perder Peso


En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 20 de Julio de 2008, investigadores del Grupo DIRECT (Dietary Intervention Randomized Controlled Trial) se proponen comparar la efectividad y seguridad como régimen alimentario para perder peso de la dieta mediterránea y de la dieta baja en hidratos de carbono con la dieta con bajo contenido en grasas.

El método aplicado en este ensayo clínico, con un seguimiento de 2 años, ha sido el siguiente: 322 individuos, con una edad media de 52 años, de los que el 86% eran del sexo masculino, moderadamente obesos (índice medio de la masa corporal de 31) fueron asignados aleatoriamente a una de estas tres dietas:

  1. Dieta baja en grasa, con restricción de calorías.
  2. Dieta mediterránea, con restricción de calorías.
  3. Dieta baja en hidratos de carbono, sin restricción de calorías.

Dieta para bajar de peso rápidamente

Los resultados han sido los siguientes: el porcentaje de adherencia a la dieta asignada fue del 95,4% en el primer año y del 84,6% a los 2 años. El grupo asignado a la dieta mediterránea consumió las mayores cantidades de fibra y presentaba el cociente más elevado de grasas monoinsaturadas /saturadas (predominio en la dieta de las grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, sobre las grasas saturadas) en comparación con los otros dos grupos.

El grupo asignado a la dieta baja en hidratos de carbono consumió las cantidades más bajas de hidratos de carbono y las mayores cantidades de grasa, proteínas y colesterol.

La pérdida de peso media fue de 2,9 kilogramos para el grupo de la dieta baja en grasas, 4,4 Kg. para el grupo de la dieta mediterránea y 4,7 kg. para el grupo de la dieta baja en hidratos de carbono.

Entre los 272 participantes que terminaron el ensayo clínico la pérdida de peso media fue de 3,3 kg, 4,6 kg, y 5,5 kg, respectivamente. La reducción relativa en el cociente colesterol total/colesterol HDL o “bueno”, fue del 20% en el grupo con dieta baja en hidratos de carbono y 12% en el grupo con dieta baja en grasas.

Entre los 36 participantes con diabetes, los cambios en los niveles de glucosa en sangre en ayunas fueron más favorable en los sometidos a la dieta mediterránea, en comparación a los sometidos a los otros dos tipos de dieta.

Las conclusiones son las siguientes: la dieta mediterránea y la dieta baja en hidratos de carbono pueden ser alternativas efectivas a la dieta baja en grasas para la pérdida de peso. Mientras que la dieta baja en hidratos de carbono tiene los efectos más favorables sobre los lípidos de la sangre (colesterol y triglicéridos), la dieta mediterránea los tiene sobre la glucosa en sangre (glucemia).

lunes, 4 de marzo de 2019

Descubriendo los beneficios de los garbanzos


El garbanzo es una de las legumbres más ricas, debido a los grandiosos aportes que genera al organismo, como lo son las proteínas, almidón, y su alto contenido lipídico, mayor que la mayoría de legumbres, que son insaturados y libres de colesterol, además de ser un excelente aporte de fibra y calorías.

El consumo de garbanzos terminará trayendo muchos más beneficios de los que te puedas imaginar, por ello, queremos resaltar lo más relevante y de mayor ayuda en tu vida tiene esta legumbre que aportar.

Garbanzo en el embarazo


Debido a su aporte de hierro, fibra, magnesio, potasio, vitaminas del grupo b, calcio, ácido fólico, aminoácidos esenciales e hidratos de carbono complejos, es una legumbre que debe ser incluida a la dieta de la mujer en estado de embarazo, ya que sus requerimientos vitamínicos aumentan, en este periodo.

Además, favorece la prevención y combate del estreñimiento, anemia, diabetes, hipertensión y calambres.

Beneficios para la salud del consumo de garbanzos

El consumo regular de garbanzos, aporta un rico contenido vitamínico, por cual, si no lo habías incluido en tu cocina, a partir de hoy, debes empezar a incluirlo. Puede ser consumido en granos, o harina.

  • El garbanzo favorece la prevención de enfermedades cardiovasculares, gracias a la cantidad de fibra soluble e insoluble, que retiene el colesterol que consumimos.
  • Su alto aporte de vitaminas del grupo B, y lecitinas, ayuda la eliminación de toxinas, evitando enfermedades como la cirrosis y cáncer de hígado.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, gracias a su contenido de fibras e hidratos de carbono complejos.
  • Favorece el correcto funcionamiento renal, debido a su contenido rico en calcio, potasio, y otros minerales.
  • El ácido fólico, y su alto contenido de hierro y vitamina C, previene y combate la anemia.
  • Beneficia el funcionamiento del sistema nervioso, y estimula la producción de serotonina, que se encuentra baja en estados de depresión.
  • Su aporte de omega 6, Vitamina C, y antioxidantes beneficia la salud de la piel.
  • Al no contener gluten, representan un alimento recomendado para pacientes de autismo.
  • Sus componentes favorecen la salud digestiva, y la prevención y tratamiento de las hemorroides.
  • Combate la fatiga, y transporta vitamina A, a la retina del ojo.

Advertencias al consumir garbanzos

Su alto contenido calórico podría resultar desfavorable para los que buscan y necesitan una dieta para adelgazar. Toda legumbre cruda produce toxicidad, por lo cual, siempre deber ser consumida cocida.
Su alto contenido de ácidos nucleicos, sugieren un riesgo para personas con altos niveles de ácido úrico. También personas con hipertiroidismo, su consumo debe ser moderado, debido a su alto contenido de yodo.

Personas con problemas de flatulencias, o SCI, que deben evitar las dietas altas en fibras, se recomienda quitar el pellejo, y así evitar los gases propios de los garbanzos.

Por último, debemos resaltar que el consumo de garbanzo, no deja exento de consumir algún medicamento requerido en caso de alguna enfermedad. El garbanzo, como legumbre, si constituye una fuente de provecho gracias al gran aporte que este sugiere, sin embargo, no logra reemplazar ninguna recomendación médica en casos de enfermedades.

Dietas Optimas Para Prevenir La Enfermedad Coronaria



En un trabajo publicado en la revista Journal of American Medical Association del 27 de Noviembre de 2002, firmado por miembros de los Departamentos de Nutrición y Epidemiología de la Universidad de Harvard, se presentan más evidencias a favor de unas dietas cuyos componentes ya vienen recomendándose ya que ofrecen (junto con un apropiado estilo de vida) una protección significativa contra el riesgo de desarrollar una ateroesclerosis de las arterias coronarias cardíacas.

En el artículo publicado por estrella digital en cuestión se han revisado 147 trabajos originales de investigación, con relevancia y con calidad, sobre aquellos factores más importantes de la dieta relacionados con la enfermedad coronaria: grasas, colesterol, ácidos grasos omega-3, ácidos grasos trans-, hidratos de carbono, glucosa en sangre, fibra contenida en la dieta, ácido fólico y alimentos específicos como, la carne de pollo, el pescado y las nueces.

Del análisis de estos trabajos del número telefónico de farmacia del ahorro, los autores deducen que existen fuertes evidencias que indican que, al menos, tres estrategias dietéticas son efectivas en la prevención de la enfermedad coronaria cardiaca:


  1. Sustituir en la dieta a los ácidos grasos saturados y a los ácidos grasos trans- (abundantes en la margarina, en la bollería industrial y en los alimentos muy fritos) por los ácidos grasos poliinsaturados. Mientras que los ácidos grasos saturados aumentan los valores en suero del colesterol total y del colesterol "malo" (LDL colesterol), los ácidos grasos poliinsaturados disminuyen ambos valores.
  2. Aumentar el consumo de ácidos grasos omega-3 que se encuentran especialmente en el pescado. Los ácidos grasos omega-3 reducen el riesgo de enfermedad coronaria mediante la prevención de las arritmias cardíacas, el descenso del nivel en suero de los triglicéridos, la disminución de la tendencia a la trombosis arterial y la mejoría de la función de la capa interna de las arterias o endotelio. El consumo de dos o más platos de pescado a la semana hace descender el riesgo de enfermedad coronaria en las mujeres en un 30%. Sustituir la carne roja por el pollo y el pescado reduce el riesgo de la enfermedad coronaria.
  3. Consumir una dieta rica en frutas, vegetales, nueces y cereales sin refinar como fuente de hidratos de carbono y como contrapartida, con escaso contenido en cereales refinados. Los cereales muy refinados contienen más almidón, pero menos fibra, mientras que los cereales no refinados, más ricos en fibra, cuando se consumen en mayor cantidad que los refinados, disminuyen el riesgo de enfermedad coronaria.


En conclusión, las dietas que contienen grasas poliinsaturadas como la forma principal de grasa alimentaria, cereales no refinados como la forma predominante de hidratos de carbono, una cantidad adecuada de ácidos grasos omega-3 y abundancia de frutas y verduras, pueden ofrecer una protección significativa contra la enfermedad coronaria.

Estas dietas, asociadas a una actividad física regular, la supresión del tabaco y el mantenimiento de un peso corporal apropiado, pueden prevenir la mayoría de las enfermedades cardiovasculares en el mundo occidental.

domingo, 3 de marzo de 2019

Biotina y belleza: Todo lo que debes saber al respecto


La biotina, también conocida como vitamina B,7 vitamina H, y B8, es esencial para la adulación de las diferentes grasas y ciertos aminoácidos. Su uso, se ha radicado sobre todo en la caída del cabello, y los beneficios que esta sugiere.

Además, gracias a datos de Farmacia San Pablo, se ha logrado constatar su eficacia en el alivio de dolores muscular, el eczema y la dermatitis, mientras logra combatir la depresión y la somnolencia. También se ha recomendado su uso para el crecimiento y fortalecimiento de las uñas, y favorecer la belleza de la piel.

Puede ser encontrada fácilmente en los alimentos derivados de origen animal, mayormente las vísceras, la leche y sus derivados, y la levadura. Su no consumo podría generar anemia leve, o el síndrome de colon hambriento.

Luce cabello, uñas y piel saludables

Un tema que siempre inquieta a muchísimas mujeres en el mundo, es su piel, como lucir una piel tersa, y saludable, y es que, sin duda, a todos les llama la atención una dama con una piel delicada y fresca. la correcta ingesta de biotina, favorece el cuidado de la piel, haciéndola lucir no solo más saludable internamente, sino que externamente lucirá más limpia, fresca y tersa.

El tema de las uñas, también es un tema de mucho enfoque en cuanto a la belleza, ya que todas quieren uñas fuertes, que no se rompan con facilidad. Los muchos productos que ofrecen el cuidado de las manos y uñas, nunca son suficientes, siempre buscamos más trucos y consejos que logren darnos los resultados que esperamos, y la biotina los ofrece, y gracias a que es hidrosoluble, en corto plazo se están viendo los resultados, siempre favorables.

Incluso para el crecimiento, brillo y control de caída del cabello, la biotina es una opción a considerar. Tras incluir la biotina en la ingesta diría alimenticia, se empezará a notar el fortalecimiento del cabello, además del control de la caspa, gracias a su aporte para el organismo.

También puedes consumir biotina en capsulas. Muchos productos como los seguros de vida y salud contienen biotina, debido a su aporte al fortalecimiento y belleza del mismo, pero la biotina no puede ser usada en cremas.

Sin duda, los aspectos que más preocupan a una mujer, y su belleza, que es su cabello, su piel, y sus uñas, están cubiertos con solo usar e incluir a su ingesta vitamínica diaria la biotina.

¿Dónde consigo la biotina?


La botina, como muchas otras vitaminas, las podemos conseguir en carnes y pescados, huevos, frutos secos, legumbres, semillas de girasol, plátanos y cereales. Debemos destacar que la avidina, neutraliza el efecto de la biotina.

Además, es importante recordar que el consumo de carnes en exceso resultará perjudicial para la salud, por ello, en el afán de conseguir los nutrientes y vitaminas que estás ofrecen, no se debe abusar, por lo cual recomendamos, consumir sobre todo vísceras como el hígado, una vez por semana.

No obstante, aparte de sus efectos colaboradores de la belleza de la piel, el cabello y las uñas, la biotina favorece la producción de hemoglobina, regula el azúcar en la sangre, mientras ayuda a digerir y metabolizar los hidratos de carbono.