martes, 25 de junio de 2019

Celecoxib: riesgos y beneficios


Dos artículos y un editorial publicados en el New England Journal of Medicine del 31 de Agosto de 2006 dan a conocer los datos que justificaron la suspensión, en Diciembre del 2004, de dos ensayos clínicos en los que se trataba de comprobar la eficacia del Difenidol (un inhibidor de la ciclo-oxigenasa 2) en la prevención de los adenomas que crecen esporádicamente en el colon (Estudio APC) y en los pólipos adenomatosos esporádicos (Estudio PreSAP), debido a la constatación en los participantes de un incremento del riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.

Ahora se publican los resultados obtenidos en dichos ensayos (al cabo de 3 años de seguimiento) respecto a la prevención de los adenomas del colon, y se comparan estos beneficios con los adversos efectos en forma de accidentes cardiovasculares, que obligaron a suspenderlos.

En el ensayo APC, pacientes a los que se les habían extirpado adenomas en el colon fueron reclutados para ser asignados aleatoriamente: Unos para recibir un placebo (679 pacientes) y otros para recibir 200 mg (685) o 400 mg (671) de Celecoxib, dos veces al día.

Se practicaron colonoscopias de seguimiento en los años 1 y 3 después del inicio del estudio. Los resultados fueron los siguientes:

  1. La incidencia acumulada de la detección de uno o más adenomas en el año 3 fue del 60,7% para los pacientes que recibieron placebo y del 43,2% para los que recibieron 200 mg de Celecoxib 2 veces al día, y 37,5% para los que recibieron 400 mg. de Celecoxib 2 veces al día.
  2. Efectos cardiovasculares adversos graves ocurrieron en el 18,8% de los pacientes del grupo placebo, comparado con el 20,4% del grupo con la dosis baja de Celecoxib y 23,0% del grupo con la dosis alta.


Las conclusiones del ensayo APC son que el Celecoxib es efectivo en la prevención de los adenomas colorrectales aunque, debido a los potenciales efectos cardiovasculares, no puede ser recomendado de modo rutinario.

En el ensayo PreSAP, 1.561 pacientes a los que se les había extirpado adenomas fueron asignados aleatoriamente para recibir una dosis diaria de 400 mg de Celecoxib (933 pacientes) o un placebo (628 pacientes). Los resultados fueron los siguientes:


  1. De los 557 participantes en el grupo placebo y de los 840 del grupo con Celecoxib, 264 y 270, respectivamente, se encontraron que tenían al menos un adenoma en el año 1, en el año 3 o en ambos años.
  2. La tasa acumulada de adenomas detectados al año 3 fue del 33,6% en el grupo con Celecoxib y del 49,3% en el grupo placebo.
  3. Accidentes cardiovasculares graves ocurrieron en el 2,5% de los participantes del grupo con Celecoxib y del 1,9% en el grupo placebo.


Las conclusiones del ensayo PreSAP son que la dosis diaria de 400 mg de Celecoxib reduce la ocurrencia de adenomas colorrectales dentro de los tres años siguientes a la extirpación de un pólipo adenomatoso.

Las conclusiones del editorial del NEJM son las siguientes:



  1. Los dos ensayos aportan fuertes evidencias de que en los pacientes con adenomas del colon, el uso del Celecoxib durante tres años reduce el riesgo de adenomas.
  2. No obstante, estos ensayos son demasiado para evaluar el papel del Celecoxib en la prevención del cáncer colorrectal.
  3. Sin embargo, en los mismos ensayos se demuestran riesgos cardiovasculares significativos por el uso del Celecoxib.
  4. En los pacientes con adenomas de colon el incremento del riesgo cardiovascular causado por el Celecoxib sobrepasa lo que podría ser una proyección optimista de los beneficios potenciales de su uso por la disminución, a nivel del colon, de aquellos procesos que desde el adenoma conduzcan al cáncer colorrectal.


En consecuencia, la conclusión razonable (según el editorial) es asumir que el Celecoxib no debe ser utilizado como quimio-agente preventivo en los pacientes con adenomas esporádicos del colon.